LOS OSOS

QUE TENDRÁN QUE VER LOS OSOS CON BERLÍN Y CON BUENOS AIRES?

Mucho! El oso es el símbolo de Berlín. Aparece en el escudo oficial de la ciudad. Desde hace más de 700 años que este animal adorna el frente de las casas retratado en banderas y estandartes, en las plazas se ven esculturas de bronce y de mármol, numerosas empresas berlinesas lo incorporaron a sus logotipos.

En el año 1939, a instancias de muchos habitantes, que se lamentaron de que si bien el oso aparecía en todos lados, no tenían un ejemplar vivo a mano, para conocerlo, criarlo y "malcriarlo", se decidió construir un lugar dedicado especialmente, en pleno centro de la ciudad. En el zoológico había osos, pero eran algunos pocos entre muchos otros animales. Después de algunas generaciones, actualmente "Tilo" es el oso patrón de Berlín.

Y en el Zoológico de Buenos Aires, actualmente viven 3 osos (Atzke, Rieke y Baerolina) descendientes de los osos berlineses, donados por la ciudad de Berlín a la de Buenos Aires.


Los osos en su "casa" original, poco antes 
de viajar a la Argentina


Traducción del texto enviado por el Sr. B. Unger, integrante del club “Berliner Bärenfreunde” (Amigos Berlineses de los Osos): 

¡En Berlín y en Buenos Aires los osos están de fiesta!

Los osos de la ciudad de Berlín festejan 65 años

El sábado 21 de agosto a las 12.30 horas hay fiesta para los osos de la ciudad de Berlín en el Parque "Köllnischer Park".

La celebración organizada por la oficina del distrito central de Berlín conjuntamente con la Asociación de Amigos de los Osos de Berlín recuerda de esta manera la inauguración del sector de los osos el 17 de agosto de 1939 y la entrega de los tres pequeños osos Atze, Bärolina y Rieke como regalo de la ciudad de Berlín a Buenos Aires, capital de la República Argentina, realizada el 20 de agosto de 1994.

Para la fiesta de los 700 años de la ciudad de Berlín en el año 1937, ésta recibió de regalo cuatro osos al mismo tiempo: La publicación "BZ am Mittag" sugirió la construcción de una instalación para este animal heráldico de Berlín y donó el primer oso. Desde 1280 el oso tuvo presencia ininterrumpida en los sellos, escudos y desde 1913 también en la bandera de Berlín. Los berlineses deseaban tener, como otras ciudades que tienen al oso como animal heráldico, como por ejemplo Berna, la capital suiza, osos vivos entre ellos y no animales de zoológico sino osos "municipales".

Esta iniciativa de "BZ am Mittag" produjo un enorme júbilo entre los berlineses. El 25 de agosto de 1937 hasta publicaron una poesía alegórica en el diario "Berliner Morgenpost".

El Jardín Zoológico de Berlín agregó un oso más y el gobierno municipal de Berna le regaló a Berlín otros dos osos.

Pero, ¿dónde ubicarlos? En ese entonces mucho se discutió sobre diferentes lugares, entre otros el Parque Zoológico "Tiergarten am Grossen Stern" y "Hasenscheide". Finalmente en junio de 1938 se resolvió construir el hogar de los osos directamente al lado del museo "Märkisches Museum", bien en el centro de la ciudad. La Dirección de Obras de la ciudad transformó un depósito destinado a la limpieza de las calles, que había sido construido por el arquitecto municipal Hofmann al mismo tiempo que el Museo, en una instalación para los osos.

El 17 de agosto de 1939 los oseznos Jule y Rieke, nacidos en el zoológico de Berlín, y Urs y Vreni del Zoo de Berna se mudaron a su nuevo hogar en el Parque "Köllnischer Park"

Desde entonces 55 osos pardos han dejado sus tarjetas de visita como osos muncipales de Berlín. Allí nacieron 43 auténticos osos berlineses y vivieron o siguen viviendo en zoológicos ubicados en todas partes del mundo.

Durante los últimos días de la Guerra, en abril 1945, los osos fueron ejecutados por razones de seguridad.

En noviembre de 1949 se reabrió la instalación de los osos. Durante dos décadas Nante y Jette fueron los mimados de los berlineses y nos dieron la alegría de 33 nacimientos.

Desde 1990 los osos municipales volvieron a ser el símbolo de una Berlín unificada y como tales son conocidos mundialmente.

Tradicionalmente el oso emblemático de la ciudad de Berlín tiene su residencia en el Parque "Köllnischer Park". Desde 1990 es el espectacular Tilo con sus compañeras Schnute y Maxi. Maxi nació el 14-1-1986 como una auténtica osa de la City de Berlín. Muchos berlineses recuerdan con cariño aun hoy a los antecesores de Tilo: Urs (1939-1945), Nante (1949-1973) y Taps (1981-1989).

Más de cien mil visitantes provenientes de diversos países visitan anualmente a nuestros osos. Todos los días se puede observar que los visitantes colocan donaciones en dinero para el mantenimiento de los osos y cuando se los alimenta con exquisitas delicatessen, sobre todo fruta fresca y jugosa.

En 1994 fue la última vez que tuvo lugar un nacimiento en el Parque "Köllnischer Park". El joven Tilo, en ese entonces de tres años de edad, tuvo trillizos con Schnute y mellizos con Maxi. Este maravilloso acontecimiento en realidad no estaba planeado ya que en el mercado casi no hay quien quiera recibir osos y que asegure que los va a mantener en condiciones apropiadas para la especie. Las instalaciones en el "Köllnischer Park" solo están preparadas para tres osos. Por este motivo Tilo fue esterilizado. Pero fue tarde. Él había sido más rápido y los berlineses estaban entusiasmadísimos. En esa época el hogar de los osos fue el mayor punto de atracción de la ciudad. Tres osos adultos y cinco oseznos jugando aseguraban un buen espectáculo.

Desde un comienzo estaba claro que los oseznos debían ser entregados lo antes posible. De esta manera los ositos Atze, Bärolina y Rieke encontraron su nuevo hogar, cuando fueron regalados por el alcalde de ese entonces, el señor Eberhard Diepgen, al nuevo sector especialmente construido para los osos en el zoológico argentino, con motivo de la reciente hermandad celebrada entre las ciudades de Berlín y Buenos Aires.

Naturalmente los osos recibieron una despedida como la que se merecían. El 17 de agosto de 1994 fueron entregados por el alcalde del distrito de Berlín Centro, Gerhard Keil, al Cónsul General argentino, en presencia de muchos berlineses con los ojos llenos de lágrimas de despedida.

El 20 de agosto, acompañados por la cuidadora Brigitte Kutzner, se embarcaron para su vuelo hacia Sudamérica. Mantuvieron sus nombres berlineses y se convirtieron en los niños mimados de muchos habitantes de Buenos Aires. Una placa instalada delante de su sector hace alusión al regalo de Berlín.

Para festejar que se cumplen diez años desde la entrega de los osos, la Asociación de Amigos de los Osos de Berlín, que investiga y mantiene la larga tradición del animal heráldico de Berlín, y en este sentido mantiene desde su fundación en el año 1994 una estrecha relación con la Dirección del Distrito de Berlín Centro, tuvo una idea algo especial.

Por primera vez habrá fiesta paralela para los osos en Buenos Aires. En Berlín disfrutarán los osos papás Tilo, Schnute y Maxi de una comida especial para osos y en Buenos Aires lo harán sus hijos Atze, Bärolina y Rieke con una donación de los amigos de los osos de Berlín..

Los amigos de los osos de Berlín cuentan con la colaboración del "Club Berlín" de la capital argentina, fundado el 19 de mayo del corriente año, justamente a los 10 años de firmado el acuerdo de hermandad entre las ciudades de Berlín y Buenos Aires.

Su presidente es el abogado Dr. Claudio Gaebler. La meta del Club es, entre otros, dar información sobre Berlín y crear muchos lazos de amistad entre ambas ciudades.

Para mayor información: 
Informaciones de la Dirección de Berlín Centro
www.berliner-baer.de

Bernd Unger - Agosto de 2004

Traducido al castellano por Renate Gebien, 
Traductora Publica Nacional
email: rgebien@fibertel.com.ar